“Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis …”. (Hebreos 13; 16)
  • Buen Samaritano

    Nadie está libre de sufrir el saqueo, el copamiento, el robo, el accidente, la enfermedad, el incendio etc. Todo esto se produce cuando menos lo esperamos. Pues para asistir y socorrer a los tales, se materializó este departamento. Durante el año 2009, se asistió a 21 familias. En este departamento Ud. tiene una solución para aliviar y ayudar a quienes lloran su infortunio. Venga; ayúdenos y unidos ayudaremos mejor. La mejor unión, procede de aquellos que se asocian hermanados, para levantar al que cayó en la desgracia y en el dolor de este mundo. Esto hizo el buen samaritano; hagamos nosotros lo mismo, (Lucas 10; 25-37).

    Cada año son más las catástrofes y destrucciones y como consecuencia estamos presentes en aquellos lugares donde podemos ayudar, con todo tipo de artículos. Jesús dijo: “. . . yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”. (Mateo 28; 20).