“Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis …”. (Hebreos 13; 16)
  • Ropa

    Cuando aún no existía este departamento, el pueblo de DIOS comenzó a traer ropa depositando su confianza en la honestidad de la Fundación. De este modo, y acorde con el principio bíblico, fuimos “dando de gracia lo que de gracia recibíamos.” (Mateo 10;8).

    Durante los años, es incalculable el número de hermanos y familiares que han sido auxiliados con ropa, frazadas, colchones, calzado, etc.,etc.. Debemos amar de hecho y en verdad, (1ª. de Juan 3; 18). Hasta el momento se han entregado más de 28 toneladas de excelente ropa.